BLOG

Certificaciones de calidad: qué son, tipos y beneficios para tu empresa

Cualquier empresa sabe que ofrecer un servicio de calidad es imprescindible para mantenerse en el mercado. Pero ¿y si quiere ir más allá y mejorar? La manera de subir el nivel y poner el listón más alto son las certificaciones de calidad.

Las certificaciones de calidad son la tarjeta de presentación de las empresas y organizaciones más eficientes, y sirven para marcar diferencias competitivas en el mercado global.

Te contamos más a continuación.


¿Qué se entiende por calidad y por qué las certificaciones aportan valor a tu empresa?

Alcanzar la excelencia es hoy en día el objetivo de muchas empresas y organizaciones.

Es decir, se trata no solo de satisfacer las necesidades y las expectativas de los clientes, sino de tratar de superarlas, ofreciendo el mejor servicio posible: un servicio de calidad. La cuestión es ¿qué quiere decir calidad?

Es muy posible que no coincidan dos empresas en el mismo criterio: lo que para una es apto, para otra puede estar por encima o por debajo de lo que debería ser. Para evitar interpretaciones, las certificaciones de calidad evalúan los niveles de calidad basándose en estándares.

Esas evaluaciones las realiza una entidad acreditada, que cuenta con el personal técnico cualificado para hacer las valoraciones. Si la empresa consigue cumplir los requisitos, obtiene su certificación de calidad.

Es importante tener en cuenta que optar a este tipo de acreditaciones es voluntario. Para las empresas, supone realizar un importante esfuerzo, ya que deben adaptar sus procesos (de organización, de gestión, de producción) a los estándares que se planteen.

Eso requiere realizar una serie de ajustes y transformaciones con total transparencia. Es un proceso que lleva un tiempo (se puede tardar un año o más en conseguir una certificación de calidad) y que pone a prueba el compromiso de la empresa con el logro de dicha acreditación.

Finalmente, conseguir una certificación de calidad supone, para las empresas, tener una herramienta estratégica importante, de cara a mantener la competitividad.

Cabe señalar que existen muchos tipos de certificaciones. Las hay específicas de cada sector, de gestión medioambiental, enfocadas a la innovación...

Las certificaciones de calidad son comunes a todos los sectores y por ello, las más ampliamente demandadas.



3 beneficios de contar con certificaciones de calidad

Estas son algunas de las ventajas que obtienen las empresas que logran un sello de calidad que certifique su actividad.

1. Generan confianza

Trabajar con una empresa certificada aporta seguridad y confianza tanto a clientes como a proveedores.

En este sentido, la buena reputación se afianza, y para sus partners se convierte en un aliado de alto nivel.

2. Aportan un valor diferenciador

La competitividad es muy alta, por tanto, aquello que pueda distinguir nuestra empresa frente a la competencia es una opción a tener en cuenta.

Es necesario buscar maneras de añadir valor a los productos o servicios y las certificaciones de calidad es una de ellas. Las empresas certificadas destacan sobre sus competidoras.

3. Posicionan la empresa en el mercado

Tener un certificado de calidad es una condición que cada vez más empresas exigen para establecer relaciones comerciales.

Las posibilidades de negocio son mayores para aquellas compañías u organizaciones que cuentan con certificaciones que las avalan como partners de calidad.

Pero obtener una certificación de calidad no solo conlleva ventajas hacia fuera (clientes, proveedores, socios): también la propia organización se beneficia enormemente de los cambios que ha tenido que implementar.

Al revisar todos los procesos se introducen cambios en favor de la eficiencia, que contribuyen a evitar errores, reducir costes y mejorar la productividad general.


Tipos de certificaciones de calidad más comunes

En cada país existe una entidad que regula y acredita a las entidades que pueden emitir certificaciones. En España, es la entidad Nacional de Acreditación (ENAC), en México, la Entidad Mexicana de Acreditación (ENAC).

Algunos organismos certificadores operan a nivel mundial, otros solo tienen capacidad para certificar en el propio país.

En cualquier caso, son los que realizan las auditorías para comprobar que las empresas cumplen los requisitos de la certificación que solicitan.


Existen numerosas certificaciones de calidad, pero las más habituales son estas:


Gestión de calidad: ISO 9001

Es la certificación más extendida, común a todos los sectores y basada en la relación comercial que se establece entre cliente y proveedor. Pueden aplicarla tanto grandes empresas como pymes, autónomos u otro tipo de organizaciones.

Tener un sistema de gestión de calidad ISO 9001 supone establecer procedimientos internos que definan la prestación del servicio o la fabricación de un producto de forma estandarizada y siguiendo los estándares de calidad de la norma.


Gestión de reclamaciones y quejas: ISO 10002

Dentro de las certificaciones de calidad, esta norma agrupa las directrices para aquellas empresas que quieran implantar un sistema de gestión de reclamaciones.

Las empresas que cuentan con esta certificación, disponen de un itinerario estandarizado para que cualquier usuario pueda comunicar una queja o reclamación, saber en todo momento en qué punto se encuentra la gestión y tener la certeza de que será revisada.

Finalmente, recibirá una respuesta por parte de la empresa y opciones para la resolución del problema, con el objetivo de que la respuesta final sea satisfactoria.


Evaluación de personas: ISO 10667-1 e ISO 10667-2

Garantizar la calidad en los procesos de evaluación de las personas, con procedimientos estandarizados, es importante en entornos laborales y organizativos.

Estas normas establecen una serie de buenas prácticas a seguir por las empresas y sus responsables de RRHH a la hora de realizar evaluaciones equitativas, lo que incluye métodos y procedimientos para entrevistas, valoraciones, pruebas, etc.


¿Quieres trabajar con un partner logístico certificado?

Para nosotros es prioritario ofrecer estándares de calidad y eficiencia que nos permitan identificar las necesidades de nuestros clientes y trabajar para su satisfacción total.

El Grupo Mimpo cuenta con distintas certificaciones que avalan una gestión de calidad en todos los procesos.

Entre otras, somos Empresa Socialmente Responsable, comprometida con la sociedad y el medio ambiente (avalado por CEMEFI) y contamos con la ISO 9001 de Gestión de Calidad (puedes consultar todas nuestras certificaciones de calidad aquí).


Contacta con nosotros y pregúntanos lo que necesites para tu logística y transporte internacional de mercancías.

Volver Arriba