BLOG

Distribución física de mercancías: qué es y cuál es su objetivo.

Cuando las empresas se ocupan de la distribución de sus productos, deben gestionar un conjunto de actividades conocidas como distribución física de mercancías. Son las acciones destinadas a que la mercancía llegue a su destino en óptimas condiciones, en el tiempo estipulado y con un coste razonable.

En México, Mimpo Global Logistics, sabemos que organizar todos esos procesos de forma correcta es importante, porque de ello depende en gran medida la satisfacción del cliente final y, por tanto, el prestigio de la marca.

Veamos más de cerca qué es la distribución física de mercancías.




La importancia de la distribución física de mercancías

La distribución física de mercancías es el puente que une a la empresa con el cliente.

Cuando la empresa se plantea la distribución física de sus productos debe asegurarse de que en todo momento dispone del stock necesario para satisfacer la demanda o, en todo caso, de producir la cantidad necesaria en el momento preciso.

Esto es porque las claves de una correcta administración de la distribución física son:

  • Mover la cantidad exacta de producto
  • Transportarlo al lugar correcto
  • Hacer la operación en el tiempo estipulado

Parece sencillo, pero se trata de un importante reto logístico. Cualquier error en alguna de estas variables reducirá la calidad del proceso. Por tanto, el desafío es crear una estrategia logística capaz de garantizar la total satisfacción del cliente final.

Porque, ¿qué ocurre si recibes pedidos de tus clientes, pero no tienes stock para atenderlos?

 O imagina que sí dispones de stock, pero calculaste que era mejor almacenarlo en otro lugar que ahora te parece demasiado lejos.

Un cálculo fallido puede condicionar la distribución física, por tanto, es importante crear una estrategia a la medida de cada empresa.




¿De qué se ocupa la distribución física? 5 pasos hacia el éxito

El proceso de distribución física de mercancías pasa por estos 5 pasos básicos:

1. Gestión de la demanda

¿Qué cantidad de producto va a requerir el mercado? ¿Cuánto debe estar disponible? Calcular cuál va a ser la demanda y planificar la producción es fundamental tanto para no quedarte sin stock como para no sobreproducir y disparar los costes de almacenamiento.

2. Gestión del almacenamiento

El control del inventario dentro del almacén es fundamental. Llevar un adecuado registro de entradas y salidas, identificación y clasificación, optimización del espacio, condiciones de conservación, etc…

Incluso la elección de la ubicación o ubicaciones de los almacenes, son aspectos que forman parte de una correcta estrategia.

3. Tramitación de pedidos

En cuanto entra una orden de compra la cadena debe funcionar con precisión y exactitud, garantizando la disponibilidad del stock, la trazabilidad de los productos, la fiabilidad de las fechas de entrega, la capacidad de gestionar con rapidez todas las entradas, etc...

4. Organización del transporte

Durante esta fase la mercancía sale del almacén hacia el cliente final. Por tanto, es necesario elegir el transporte más adecuado y planificar las rutas, de forma que optimicemos los recursos y se puedan garantizar las entregas en el tiempo previsto y con la calidad esperada.

Si el transporte es internacional, hay que tener en cuenta aún más factores para realizar la operación con éxito.

5. Atención al cliente

Es fundamental para garantizar una buena experiencia de compra. Los usuarios valoran que la comunicación sea fluida y que, en caso de reclamación, la empresa aporte soluciones en un plazo razonable. Asimismo, debe estar preparada para ejecutar las garantías, responder ante posibles retrasos o solventar incidencias.

Por qué es importante la distribución física: las opiniones de los usuarios

Numerosos estudios explican que estos son los factores relacionados con el proceso de distribución física que más aprecian los clientes:

  • Los plazos de envío (78%)
  • El servicio posventa (77%)
  • La confianza (71%)
  • Las facilidades preventa (31%)

Para los usuarios españoles, un tiempo de espera aceptable son 3/4 días y para el 51% el principal motivo de satisfacción son los plazos de entrega.

En México, la logística también es un factor decisivo en cuanto a la motivación de los clientes para comprar en línea (estudio AMVO de venta online 2020): el 35% valora que los tiempos de entrega sean cortos y el 33%, que el proceso de devolución sea rápido y sencillo.

Además, definen la experiencia de usuario positiva en 4 parámetros:

  • Que la mercancía llegue en perfectas condiciones (53%)
  • Que se cumplan los tiempos de entrega (18%)
  • Que se facilite un número de seguimiento para permitir la trazabilidad (12%)
  • Que el proceso de devolución sea sencillo y ágil (1%).

Es decir, los compradores no solo esperan recibir su compra, sino también que los tiempos de entrega sean cortos, que se ajusten a lo previsto sin retrasos, que puedan conocer la ubicación de su pedido mediante un código de seguimiento, que la devolución sea sencilla y que la empresa facilite servicios pre y posventa satisfactorios.

Como se puede apreciar en este tipo de estudios, la satisfacción del cliente y la reputación de la marca, están estrechamente ligadas a la eficiencia de la distribución física de mercancías.

¿Buscando implementar u optimizar la distribución física de mercancías?

Es cierto que los requerimientos para lograr una distribución física satisfactoria son numerosos y pueden ocasionar gastos importantes para la empresa, ya que necesitará contar con la tecnología necesaria y personal capacitado para asumir la tarea de organización y gestión.

Una planificación deficiente se puede traducir en un aumento importante de los costes, por lo que muchas empresas prefieren asesorarse con una compañía de logística y asegurarse de implementar el sistema más adecuado.

Si es el caso de tu empresa, ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de darte el asesoramiento que necesitas.

Volver Arriba