BLOG

Qué es la logística verde y cuáles son sus objetivos. Ejemplos

Las actividades logísticas internacionales mueven a diario miles de toneladas de mercancías de un lado a otro del planeta. El sector es consciente del impacto ambiental que eso supone, y por eso está tomando medidas que rebajen el nivel de contaminación: hoy vamos a hablar de qué es la logística verde.

¿Sabes que se calcula que hasta el 5% de las emisiones globales de CO2 provienen de la actividad logística? Aunque es una estimación, la realidad es que a día de hoy el nivel de contaminación derivado de la actividad es alto.

Las empresas del sector lo saben y ya están implementando soluciones que reduzcan el impacto.

Te contamos cuáles son los pilares de la logística verde.


¿De qué hablamos cuando decimos logística verde?

De manera general, la logística verde es aquella que trata de que sus actividades causen el menor impacto ambiental posible.

Como sabemos, logística es un concepto amplio, suma de muchas actividades: abastecimiento, producción, almacenamiento, transporte, distribución…

La logística verde responde al esfuerzo del sector para mejorar todos sus procesos, sus herramientas y sus estructuras para que consuman menos recursos, produzcan menos residuos y emitan menos CO2 a la atmósfera.

Ese precisamente es el objetivo final: reducir la huella de carbono, o la cantidad estimada de gases de efecto invernadero que se emiten a la atmósfera como consecuencia de la actividad económica y humana.

La huella de carbono es un indicador que muestra el coste medioambiental de un producto o un servicio. Mide la cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos durante el ciclo vital de dicho producto o servicio.

Las empresas (y otras organizaciones) pueden optar voluntariamente a una certificación (como PAS 2050, GHG Protocol o ISO 14067, entre otras) para calcular la huella de carbono de su actividad (puedes pinchar aquí para saber más sobre certificaciones de calidad; qué son, tipos y beneficios para tu empresa).[1] 

La tendencia va en esa dirección, y ya son muchas las compañías que desarrollan iniciativas propias o participan en programas conjuntos para tratar de reducir sus emisiones al mínimo.

O, incluso, eliminarlas completamente y convertirse en una empresa neutra.

¿Y qué se entiende por neutralidad, cuando hablamos de carbono?

Ser una empresa neutra es no contribuir al calentamiento global gracias a no emitir CO2 a la atmósfera con su actividad.

De manera progresiva, la logística verde apunta en esa dirección.



Ejemplos de logística verde en la práctica

¿Quieres ver ejemplos aplicados?

Te contamos algunos de iniciativas empresariales relacionadas con la logística verde que ya están obteniendo resultados.


1. Bimbo

Es una de las grandes empresas del sector alimentario y opera en el mercado español y mexicano. Su apuesta por la logística verde pasa por la inversión para aumentar su flota de vehículos eléctricos de reparto.

Su intención es sumar 4000 nuevos vehículos en los próximos 4 años y llegar a 2025 con toda la flota tradicional renovada, entre vehículos eléctricos y de Gas Natural Comprimido (GNC).

Este esfuerzo para transformar su estrategia de distribución fue reconocido en 2020 por el Programa de Transporte Limpio de la SEMARNAT (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de México), con el distintivo “Excelente Desempeño Ambiental”.

2. Inditex

La compañía textil española ha lanzado una fuerte apuesta por la logística verde y el uso eficiente de la energía, yendo más allá que sus competidores.

Para ponerse en cabeza, en los primeros meses de 2021 puso en marcha su propio proyecto de autoconsumo, con la instalación de aerogeneradores en sus instalaciones de A Coruña.

Su objetivo es tratar de aumentar el uso de renovables en los procesos relacionados con la producción y comercialización de sus productos.

La idea es que la sede de Arteixo sea ecoeficiente, con el objetivo, anunciado por el presidente del grupo, Pablo Isla, de que “el 80% de la energía de todas las instalaciones sea renovable en 2021”.

Además de eso, la empresa piensa suprimir en 2023 todos los plásticos de un solo uso y alcanzar el Zero Waste en sus sedes, tiendas y centros logísticos, que reutilizarán o reciclarán el 100% de sus desechos.

3. Mercadona

La cadena valenciana desarrolla su propio modelo de logística verde junto con su proveedor logístico Logifruit.

Entre ambas empresas pusieron en marcha hace unos años una iniciativa pionera en economía circular, mediante una estrategia basada en un circuito cerrado de envases reutilizables en su sistema de distribución de mercancías.

Una de las innovaciones implementadas fue la utilización de un tipo de palet plástico que tiene un ciclo de vida de hasta 120 usos, y que es además higienizable y reparable.

Dado que tienen un diseño modular, si se daña un elemento se puede reemplazar la pieza dañada para que continúe en uso. Cuando ya no es posible reutilizarlo más, se recicla.

(Los palets son fundamentales para la logística de transporte. Pincha aquí para conocer los tipos de palets y cómo aprovecharlos en contenedores y camiones[2] ).

El objetivo de la compañía es utilizar solo envases compostables o reciclables, y que en 2025 se recicle el 100% de los residuos plásticos generados por la actividad de la empresa.

Gracias a la suma de estrategias, en 2020 ya había conseguido reducir la actividad de su flota logística evitando más de 90.000 desplazamientos al año. Por tanto, ya está disminuyendo el consumo de combustible y emitiendo menos CO2 a la atmósfera.

4. IKEA

Es otra de las compañías que apuesta por la sostenibilidad con distintas iniciativas, algunas relacionadas con la logística verde.

Por ejemplo, con la idea de que en 2025 toda su flota de vehículos de entrega sea verde, ha puesto en marcha un proyecto piloto en Shanghai, donde ya una parte de las entregas se lleva a cabo en vehículos eléctricos.

La intención es ser una empresa neutra en emisiones de CO2 en 2030.

Además, ha empezado a comercializar paneles solares para generalizar el uso doméstico de energías renovables, y está probando un servicio de reparación de muebles para dar una nueva vida a aquellos procedentes de devoluciones o defectuosos.

5. The Home Depot

Su esfuerzo por transformar en sostenible su cadena de suministro fue reconocido en 2020 con el premio que concede el CSCMP (Council of Supply Chain Management Professionals) a este tipo de iniciativas.

Su proyecto estrella consiste en utilizar sus centros de logística inversa para recoger desechos plásticos y transformarlos en un nuevo material para terrazas Trex (fabricado en un 95% con elementos reciclados) que luego vende en sus almacenes.


¿Quieres trabajar con un partner logístico sostenible?

Nuestra empresa trabaja para hacer un uso eficiente de los recursos y ser líder de servicios de logística verde.

Tenemos como objetivo reducir las emisiones de CO2, por lo que trabajamos con soluciones logísticas respetuosas con el medio ambiente. Consulta aquí nuestra política de sostenibilidad.

¿Quieres saber más? Pregúntanos y resolveremos todas tus dudas.


Volver Arriba