BLOG

Conoce los principales tipos de camiones de carga y su capacidad de transporte


Si hay un medio de transporte de mercancías versátil, ese es el camión. Existe una enorme variedad de tipos de camión, con diferentes tamaños y estructuras en función de la carga que tengan que transportar.

Eso es así para responder a la altísima demanda de transporte de mercancías por carretera, el más solicitado tanto por su gran capacidad de carga como por su alcance, ya que son una solución para largas distancias y para distribución urbana de última milla.

La clave está en elegir el tipo de camión más adecuado, según el tipo de carga, peso y distancia.

¿Quieres saber más sobre los tipos de camiones que existen y cuál es su capacidad de transporte?

Te lo contamos en este post.


Estos son los principales tipos de camiones

Hay muchos tipos de camiones de carga terrestre y se pueden clasificar según distintos criterios. Estos son los más habituales.

Según su estructura

Atendiendo a la estructura del vehículo, los camiones se clasifican dos tipos:

1. Rígidos

Son los de menor tamaño que hay en el mercado, y se caracterizan porque cabina y remolque son una sola pieza indivisible.

Se destinan principalmente a repartos de mercancía; son los que veremos por ejemplo realizando la distribución de última milla, de entrega en mano paquetería en entornos urbanos.

La longitud máxima es de 13,60 metros y la capacidad de carga es de 32 toneladas.

2. Articulados

Mientras los anteriores eran un vehículo de una sola pieza, los camiones articulados constan de dos (o más) piezas rígidas independientes: la cabina o cabeza tractora más uno o varios remolques que pueden añadirse según las necesidades del transporte. Las distintas piezas están unidas por una estructura articulada. 

Existen varios tipos de camiones articulados:

A. Tráilers. Posiblemente los más empleados en transporte internacional de mercancías. Están formados por una parte tractora, también llamada cabina o cabeza, y un remolque o plataforma.

B. Tren de carretera. De grandes dimensiones, por lo que no pueden circular por todas las vías. Se trata de uno o más semirremolques unidos.

C. Megacamiones. Cuando la carga excede las dimensiones habituales es necesario un vehículo especial o megacamión. Puede alcanzar los 25 metros y cargar hasta 60 toneladas. Solo circula por autopistas y autovías a velocidad limitada y con autorización especial. 



Según el tipo de mercancía

La variedad de camiones según el tipo de mercancía que transportan es muy amplia. Estos que te presentamos a continuación son una muestra de los que verás más habitualmente. 

  • Camión con plataforma abierta. La carga viaja total o parcialmente abierta, según el tipo de mercancía de que se trate. Es habitual en el transporte de materiales de construcción

  • Camión lona o tauliner. Los laterales y el techo están cubiertos por lonas. Son muy cómodos para la carga y descarga ya que la lona es extraíble.

  • Camión con caja cerrada. Se utilizan para el transporte de mercancías fáciles de cargar, como paquetería, ya que solo se accede por la puerta trasera.

  • Camiones frigorífico. Como su nombre indica, son capaces de generar frío y se utilizan para el transporte de mercancías que necesitan viajar refrigeradas para su conservación. También existe su opuesto, el camión calorífico, capaz de mantener la mercancía a alta temperatura.

  • Camión cisterna. Es el utilizado para el transporte de líquidos: combustibles, productos químicos industriales, productos alimentarios como leche, vino, etc. También pueden transportar gases. Sus características varían en función de la mercancía transportada. 

  • Camión portacoches. Especial para el transporte de otros vehículos por carretera. Los más habituales son abiertos, pero también existen cerrados para que no se vea la carga y viaje más protegida, normalmente cuando se trata de vehículos de lujo. 

  • Camión jaula. Son los destinados a transporte de animales vivos, abiertos por los laterales y parte superior para una correcta ventilación.

Y aún hay más tipos de camiones: blindados, para transportes de alta seguridad, camión-hormigonera, dotado con una cuba cilíndrica para el hormigón; camión-grúa o sidelifter, con un elevador lateral para la manipulación de contenedores…

Sin duda, su capacidad de adaptación a todas las necesidades lo convierte en un tipo de vehículo único.

Según su peso

Otra clasificación responde a la Masa Máxima Autorizada (MMA) que es el parámetro que refleja el peso total del vehículo. Esta cifra incluye la estructura, los ocupantes, el combustible, etc.

La clasificación en función del peso se divide en tres apartados: 

  • N1: hasta los 3500 kilos.

  • N2: superior a los 3500 kg y hasta los 12.000 kg.

  • N3: superior a los 12.000 kilos.

Según su nivel de emisiones

Otra posible clasificación tiene que ver con el nivel de emisiones. 

La UE tiene una serie de directivas en las que establece las normas de emisión para los distintos tipos de vehículos. Son normativas que pretenden limitar la emisión de gases con efecto invernadero y mejorar la calidad del aire. 

Estas normativas no son estáticas, y a medida que se van ampliando, tienden a ser más restrictivas con las emisiones. 

En el caso de los camiones (y otros vehículos pesados de motores diésel, incluyendo autobuses y autocares), la normativa se define según la potencia del motor en g/kWh. La más reciente, y vigente en la actualidad, la Euro VI.

No se debe confundir con la Euro 6, con número arábigo, que se refiere a los vehículos ligeros.

La Euro VI obliga a los vehículos pesados a una reducción del 80% de emisiones de óxidos de nitrógeno, respecto a los camiones comprendidos en la anterior categoría (EURO V). 

Desde su implantación en 2014, la Euro VI se ha actualizado en varias ocasiones, por lo que para el sector es importante mantenerse bien informado de los requisitos que se van incorporando.

Todas estas limitaciones responden a la necesidad de implantar motores cada vez más eficientes y más respetuosos con el medio ambiente.

Un tipo de camión de carga adaptado a cada necesidad

Si estás pensando en transportar tu mercancía por vía terrestre, el camión es sin ninguna duda una opción a barajar: por precio, por seguridad de la mercancía, porque llega hasta el destino final, etc. 

Para ir sobre seguro, lo mejor que puedes hacer es consultar con una empresa logística profesional y pedir que te asesore. Nuestro equipo puede ayudarte, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y solicitarnos la información que necesites.

Volver Arriba