BLOG

Transporte Internacional de mercancías: ¿cuáles son sus fases?

El transporte internacional de mercancías es una operación muy habitual, y más en un mundo globalizado.

En el momento en el que estás leyendo este post, miles de mercancías están en tránsito por todo el mundo. Para la mayoría de ellas, el país de destino no es el mismo que el de origen: viajan atravesando al menos una frontera.

Pero que suceda todos los días, las 24 horas, no quiere decir que sean operaciones sencillas. Hay muchos factores a tener en cuenta. Se necesita una perfecta coordinación entre todos los agentes involucrados, para que el transporte se realice con éxito y todas las garantías.

Por eso lo mejor siempre es asesorarse con un operador logístico con experiencia, como Mimpo Global Logistics.

A continuación te contamos más detalles.



Qué es el transporte internacional de mercancías y cuántos tipos existen

Como te decíamos, cuando en el sector de la logística hablamos de transporte internacional de mercancías, nos referimos al hecho de trasladar esas mercancías de un país a otro.

Normalmente eso exige un importante esfuerzo de coordinación. Hay que definir qué medios de transporte se van a utilizar, por qué vías más adecuadas y con qué estrategia. Son decisiones que el operador logístico debe coordinar.

Existen distintos tipos de transporte internacional de mercancías.

  • Terrestre. Si la distancia entre origen y destino no es excesiva, suele ser el transporte más utilizado. Su principal contra es que no es posible transportar grandes volúmenes, pero es rápido y directo.
  • Aéreo. El más rápido y también el más caro, con limitaciones obvias de volumen y peso impuestas por cada compañía aérea, teniendo en cuenta el tipo de aparato utilizado en cada ocasión.
  • Marítimo. Es el más utilizado debido a su versatilidad (admite muchos tipos de carga). También porque se pueden transportar grandes volúmenes a un coste generalmente más económico que otros tipos de transporte.
  • Ferroviario. Suele ser el elegido para transportes muy pesados que tienen que desplazarse en largas distancias.
  • Multimodal. Es habitual que un transporte necesite la combinación de varios medios. Por ejemplo, una mercancía puede realizar parte del trayecto en transporte marítimo y, una vez llega a puerto, debe continuar en transporte terrestre o ferroviario.

El operador logístico es el que tiene que sopesar todos los factores (tipo de mercancía, embalajes, tiempos estimados, etc) y en función de eso decidir qué transporte o transportes se van a utilizar.


Las 7 fases del transporte internacional de mercancías

Para que un transporte internacional de mercancías culmine con éxito, es necesario realizar correctamente los distintos pasos o etapas.

Vamos a ponerte un ejemplo de transporte internacional multimodal para que puedas hacerte una idea.

Imagina que quieres transportar una mercancía desde Madrid (España) hasta México por vía marítima. Estas serían las 7 fases de tu transporte internacional multimodal:


1. Preparación de la mercancía para su transporte

Si queremos que las mercancías lleguen en perfecto estado a su destino hay que prepararlas para su envío.

Durante esta primera fase del transporte internacional de mercancías, también conocida como fase estática, el producto se embala y se coloca en el medio de transporte inicial. Se hace de forma que resulte accesible para la inspección y manipulación de los agentes de aduanas.

Es muy recomendable contratar un seguro durante la primera fase del transporte internacional de mercancías para estar cubierto en caso de que estas sufran algún daño.


2. Transporte en el país de origen

Como hemos dicho, la mercancía va a llegar de Madrid a México por vía marítima. ¿Qué necesitas?

Madrid es una ciudad interior, así que lo primero es trasladarla al puerto en el que se realizará su carga.

Este primer transporte suele hacerse por carretera.


3. Aduana en el país de origen

Los agentes de aduana comprobarán que tu producto cumple todos los requisitos para el transporte internacional de mercancías y que todos los documentos necesarios están en orden.


4. Transporte de la mercancía

Una vez pasados todos los trámites aduaneros, la mercancía está lista para su transporte internacional.

Dependiendo del destino, se utilizarán uno o más medios para su transporte. Durante este proceso, intervienen distintos agentes:

El cargador, o persona que se ocupa de cargar la mercancía en el medio de transporte elegido.

El expedidor, o persona que envía la mercancía.

El transportista, o persona que transporta la mercancía a su destino.

El destinatario, o persona que recibe la mercancía.


5. Aduana de destino

Las mercancías volverán a ser revisadas por los agentes de aduanas en el país de destino. Además de comprobar la documentación, estos agentes podrán realizar una inspección física de tu mercancía antes de autorizar su descarga.

Cada país o espacio económico cuenta con una legislación específica. Si el servicio de aduanas detecta alguna irregularidad o echa en falta algún documento, la mercancía quedará bloqueada hasta que se solucione el problema.

Esto supondría un retraso y además derivaría en un aumento de los costes.

Para evitar que esto suceda, es muy importante que cuentes con los servicios de una asesoría aduanal que se ocupe de que toda la documentación esté lista.

Además, dado que hablamos de comercio internacional, es fundamental que sean especialistas en aranceles. Si quieres saber más sobre qué son los aranceles en comercio internacional, aquí te lo explicamos.


6. Transporte en el país de destino

Tras recibir la autorización de la aduana, la mercancía será transportada desde el punto de recepción hasta las instalaciones del importador. Este tipo de transporte se realiza habitualmente por tierra, ya sea por carretera o ferrocarril.


7. Recepción de la mercancía

La última fase del transporte internacional de mercancías. Cuando tu producto llegue al punto exacto de destino, se descarga y se entrega a la persona o empresa que lo adquirió.

Hemos puesto un ejemplo sencillo, pero hay distintos tipos de operaciones en el transporte internacional de mercancías, por ejemplo las operaciones triangulares.

>>Puedes leer más en nuestro post: "Conoce qué son las operaciones triangulares en el transporte internacional".


¿Necesitas asesoramiento para tu estrategia de transporte internacional de mercancías?

Como verás el transporte internacional de mercancías tiene más fases de las que puede parecer en un primer momento y por tanto no conviene dejar nada al azar.

Un error en la estrategia puede suponer retrasos importantes, más costes de almacenamiento y pérdida de confianza de los clientes de tu empresa.

Por tanto, es importante que elijas un operador de logística que te dé un servicio integral durante el proceso para agilizarlo al máximo.

Nosotros podemos hacerlo. En Grupo Mimpo disponemos de la experiencia y los profesionales adecuados.

Coméntanos tu caso. Ponte en contacto con nuestros consultores y te daremos las soluciones logísticas que necesitas para tu transporte internacional de mercancías.


Volver Arriba