BLOG

Tipos de transpaletas para mover mercancía en un almacén

En un almacén, a diario hay que mover mercancía paletizada de un lugar a otro. Para hacerlo es indispensable contar con una transpaleta o transpalet, un dispositivo para elevar y transportar la carga dentro del almacén, o para asistir la carga y descarga de camiones.

Contar con una transpaleta, aunque sea el modelo más sencillo, ayuda a ganar efectividad y evitar sobreesfuerzos de los trabajadores. Aun así, es fundamental elegir la transpaleta más apropiada para el tipo de trabajo que se necesite realizar.

En este post te explicamos qué son las transpaletas, qué tipos hay y cómo elegir la que más conviene a tu empresa.


¿Qué son las transpaletas y para qué sirven?

Se trata de una máquina diseñada para transportar de un lugar a otro unidades de carga. Normalmente se trata de palets retractilados, pero también puede ser mercancía dispuesta y asegurada sobre una plataforma de madera.

El diseño de una transpaleta básica es muy sencillo. Está compuesta por dos largueros que se introducen bajo la base de la carga, un mecanismo de elevación que la levanta en el aire y otro de desplazamiento para transportar la carga a otro lugar.

A partir de esta idea, se pueden encontrar en el mercado distintos modelos en función del tipo de tarea que se requiera, pesos, frecuencia de uso, distancias a recorrer, etc.

Es importante reseñar que se trata de maquinaria cuyo objetivo es transportar cargas de un punto A a un punto B.

Es decir, aunque tienen un mecanismo de elevación para poder mover el peso, no son en sí mismos dispositivos elevadores. Para elevar y apilar es necesario contar con otro tipo de maquinaria: las carretillas elevadoras.




Usos de las transpaletas

Los transpalets son imprescindibles en la gestión de un almacén. Desarrollan distintas funciones de carga, descarga y traslado de cargas, pero además son muy útiles como elementos auxiliares en combinación con las carretillas elevadoras.

Estas son sus funciones principales:

  • Carga y descarga de vehículos de transporte, ya sean camiones o furgonetas.
  • Traslado de palets y contenedores, siempre en distancias cortas adecuadas a la maquinaria disponible.
  • En la preparación de pedidos, sirve para seleccionar y agrupar los elementos necesarios para completar una orden.
  • Complemento para el abastecimiento de zonas amplias de carga donde operan carretillas elevadoras y apiladoras.

Tipos de transpaletas: manuales y eléctricas

Básicamente hay dos tipos de transpalets, los que se manejan manualmente y los eléctricos. Vamos a ver las características principales de cada una de ellas.


1. Transpaletas manuales

Como indica su nombre, se manejan manualmente. Es el operario el que debe ejercer la tracción y manejarla para elevar la carga.

Como es lógico, su uso es recomendable para almacenes de pequeñas dimensiones. Dado que es el trabajador quien debe empujarla, no es recomendable para desplazamientos más allá de los 40 o 50 metros.

Aun así, son muy sencillas de manejar. Tienen un pequeño margen de elevación para facilitar el manejo del palet y su uso está muy extendido, debido a que son económicas y no necesitan un operario especializado.

Aun con ciertas limitaciones, es una solución sencilla, económica y muy versátil y de las más demandadas en la mayoría de empresas.


2. Transpaletas eléctricas

A diferencia de las manuales, estas transpaletas utilizan la electricidad tanto para la tracción como para la elevación de cargas, lo que les da un rango mucho más amplio de operatividad. El trabajador maneja los controles electrónicos pero no utiliza su propia fuerza en ningún caso.

Hay distintos tipos de transpaleta eléctrica:

A. El operario se desplaza a pie

El trabajador que maneja los controles se desplaza a pie, caminando al lado de la máquina. Como transpaleta eléctrica o autopropulsada, dispone de un motor que realiza la tarea. La transpaleta, al moverse por el almacén, nunca sobrepasa la velocidad del operario.

B. El operario se desplaza en la transpaleta

Hay distintos modelos de este tipo, pero la característica principal es la misma: tienen un espacio habilitado para que el trabajador pueda subirse a la máquina y desde ahí asumir los controles.

Algunas transpaletas tienen una plataforma muy simple, para que el operario pueda subir y bajar de la máquina con facilidad. Otras incorporan un pequeño asiento para mayor comodidad, especialmente cuando se utilizan para largas jornadas de carga y descarga.


¿Manual o eléctrica? Cómo elegir una transpaleta para tu almacén

Para decidir qué transpaleta es la que mejor va a resolver las necesidades de un almacén, hay que tener en cuenta varios factores.

  • ¿Cuáles son las dimensiones del espacio de trabajo?
  • ¿Con qué frecuencia se va a necesitar?
  • ¿Qué pesos deberá desplazar?
  • ¿Hay un espacio amplio o reducido para efectuar maniobras?
  • ¿Cuál es el presupuesto disponible?

Las transpaletas manuales son las más versátiles y más ampliamente utilizadas. Son más asequibles que otros modelos superiores y no requieren formación específica para manejarlas.

Su mantenimiento es bastante sencillo, al no tener componentes electrónicos, y las reparaciones no son costosas.

Constan de un sencillo sistema hidráulico para elevar la carga, un mango con freno y ruedas. Y todo se maneja manualmente.

Precisamente ahí reside su principal contraindicación: es necesario que el trabajador la mueva. Ese esfuerzo físico debe realizarse con control y sin superar las recomendaciones de carga máxima para evitar sobreesfuerzos y lesiones.

Por la misma razón, tampoco son las adecuadas para almacenes que requieren grandes desplazamientos.

En esos casos, es mejor recurrir a un transpalet eléctrico. De ese modo, el trabajador no tiene que realizar esfuerzos. A cambio, la formación para manejar la máquina es necesaria para prevenir accidentes.

Aunque hay modelos distintos, generalmente estas transpaletas pueden elevar más peso y recorrer mayores distancias, con lo que la productividad aumenta. Son las indicadas para usos continuados y no puntuales.

Antes de elegir una transpaleta es conveniente revisar los pros y los contras tanto del modelo manual como eléctrico, así como el tipo de trabajo que deba realizar y su frecuencia.


¿Qué tipo de transpaleta necesitas para mover mercancía en tu almacén?

Sea manual o eléctrica, la transpaleta es fundamental y te ayudará a optimizar la gestión de tu almacén, un paso primordial en cualquier proceso logístico.

No obstante, si necesitas asesoramiento para diseñar o mejorar estos procesos dentro de tu empresa, puedes consultarnos.

En Grupo Mimpo somos profesionales y podemos ofrecer soluciones para cada paso de la cadena de suministro, incluyendo escoger las transpaletas más adecuadas. ¿Quieres consultar tu caso con nosotros?


Volver Arriba