BLOG

Consejos para etiquetar los bultos de un envío de mercancías

Para que un envío de mercancías llegue correctamente a su destino, es imprescindible que nos aseguremos de que esté correctamente etiquetado en el momento de su expedición.

Es importante en todos los casos, pero fundamental si realizamos envíos internacionales, en los que el idioma puede dificultar o incluso hacer imposible la comunicación.

La forma de adelantarse a esos posibles problemas es ser minuciosos con el etiquetado.

¿Sabes cómo hacerlo para que toda la operación sea 100% efectiva?

Vamos a hacer un repaso.

Por qué es importante etiquetar correctamente los bultos de un envío

Imagínate la situación: preparas un bulto para hacer un envío y colocas en el etiquetado lo que consideras que es información suficiente.

Pero no has tenido en cuenta que ese bulto va a hacer un viaje muy largo (especialmente si está destinado al transporte internacional de mercancías).

Puede que tu etiquetado no se comprenda por culpa de barreras idiomáticas, o que pueda interpretarse de diversas formas, o que no contenga toda la información relevante sobre la mercancía para que pueda ser manipulada de la manera correcta.

Si algo de eso ocurre, es posible que el bulto que has enviado tenga alguna incidencia, como que no se localice al destinatario, que no logren ponerse en contacto contigo como emisor, o que sufra algún deterioro por mala manipulación.

Si queremos evitar que alguna de esas cosas suceda, el primer paso es etiquetar cada bulto de nuestro envío de la manera correcta.

Cuando hablamos de etiquetas, nos referimos a las marcas o señales que se colocan en lugar visible sobre la mercancía, antes de iniciarse el transporte. Se trata de un conjunto de símbolos que permiten:

  • Identificar cada bulto.
  • Garantizar que llegue al destino que le corresponde.
  • Asegurar que se manipula de la forma adecuada para evitar daños.

La información que debe aportar el etiquetado del embalaje es clave para indicar cómo debe manipularse la carga para que se conserve en óptimas condiciones durante el transporte y mantenga todas sus propiedades hasta el final del trayecto.

Por eso es tan importante que el etiquetado sea riguroso, bien legible, indeleble (no susceptible de sufrir daños que impidan su lectura), suficiente para aportar la información necesaria y, además, estar correctamente colocado sobre cada bulto de nuestro envío de mercancías.




A qué llamamos bulto en logística

Un bulto es una unidad de transporte que contiene mercancía. Puede tratarse de:

  • Una caja
  • Un fardo
  • Un palet, etc.

El tipo de bulto varía en función del tamaño y la naturaleza de la mercancía. En ningún caso nos referimos a mercancías a granel.

Lo relevante de los bultos es que se cargan por unidades, sin necesidad de un contenedor de transporte adicional.

Los principios de un buen etiquetado: conoce las ISO 780 y 7000

Las etiquetas contienen toda la información necesaria para conocer el manejo, administración, características y propiedades de la mercancía.

En este caso, en el que nos referiremos al transporte de mercancías, vamos a centrar nuestra atención en la etiqueta que debe figurar en el embalaje, que contiene la información para el transportista que va a manipular la carga.

¿Qué información debería contener el etiquetado de una caja?

  • Nombre del expedidor y país de origen.
  • Destinatario, destino, número de orden y vía de entrada.
  • Peso y tamaño de la caja.
  • Indicaciones sobre el manejo.

Pero ¿cómo ofrecer toda esa información de forma comprensible, sin que el idioma suponga una dificultad?

Con el objetivo de estandarizar el etiquetado, la ISO (siglas en inglés de Organización Internacional de Normalización), estableció un lenguaje simbólico estandarizado mediante las normas ISO 780-1983 e ISO 7000-1994 para facilitar la interpretación del etiquetado y resolver el problema de idioma.

  1. Norma ISO 780 (1983): Manipulación. Recoge los símbolos que dan indicaciones para la manipulación de la mercancía.
  2. Norma ISO 7000 (1994): Marcado o rotulado. Se trata de la norma que establece los estándares para marcado y rotulación de paquetería, con el objetivo de identificar los productos y dar indicaciones sobre su manejo.

Los símbolos estandarizados que se utilizan internacionalmente fueron desarrollados por estas dos normas.

Cada etiqueta contiene una serie de pictogramas y símbolos que describen las características físicas y químicas de la mercancía: un lenguaje visual simple para facilitar la transmisión de información relevante.

Con estos símbolos o iconos, cada imagen transmite un concepto y se evitan los problemas derivados de reflejar la información en distintos idiomas.

Las etiquetas tienen una forma estandarizada (rombos con un ángulo de 45 grados) y un tamaño mínimo y máximo establecido (entre 10x10 cm y 25x25 cm). Están divididas en dos triángulos. En el superior se imprime el símbolo y en el inferior un texto explicativo.

Las etiquetas estarán engomadas en su parte posterior y deben resistir la humedad y el agua.

Tendrán colores distintos, en función del tipo de material que representen (por ejemplo, naranja para explosivos, rojo para gases y líquidos inflamables, verde para gas no inflamable o gas venenoso, etc.) y los símbolos deben reproducirse siempre en negro.

Aquí tienes más información sobre tipos de mercancía peligrosa y limitaciones en el transporte.

Tipos de marcas

¿A que muchas veces has visto la etiqueta “frágil” pegada en un bulto?

Hay muchos mensajes que se pueden especificar con el marcaje establecido para comercio internacional:

  • Frágil
  • Colocar hacia arriba
  • Proteger del calor
  • Proteger de la humedad
  • No usar ganchos/horquetas/carros elevadores
  • No apilar/Límite de embalajes a apilar
  • No colocar mordazas/Colocar mordazas en el lugar indicado, etc

Las marcas pueden ser de distinto tipo: de precaución, de orientación, de manipulación, etc.

Todas ellas están orientadas a facilitar todo el proceso logístico y asegurar que los bultos de un envío lleguen a su destino en perfectas condiciones.

¿Has etiquetado correctamente todos los bultos? ¡Adelante con el envío!

Si es así, estamos seguros de que tu envío de mercancías llegará en el tiempo establecido y en perfectas condiciones a su destino.

Esperamos que este post te haya sido de utilidad. No obstante, si tienes cualquier duda o consulta sobre la forma más adecuada de etiquetar tus envíos, ponte en contacto con nosotros.

Tenemos un equipo profesional con la capacitación y la experiencia necesarias para brindarte las soluciones que necesitas.

Volver Arriba