BLOG

¿Qué es el stock out? 5 consejos para evitar que se produzca

¿Y si de pronto llega a tu empresa un pedido con el que no contabas y no tienes mercancía suficiente para atenderlo? Calcular el stock es una de las tareas más importantes en un almacén, precisamente para que no se produzca la temida rotura de stock o stock out.

Hoy te explicamos qué es el stock out y te damos 5 claves para que no se produzca en tu empresa.



Qué es el stock out en logística

Cuando un cliente solicita una determinada cantidad de mercancía y el proveedor no es capaz de proporcionársela porque no dispone de existencias, se produce un stock kout, también llamado out-of-stock (OOS) o rotura de stock en castellano.

Como sabemos, la cadena logística es compleja y requiere una organización muy precisa para que la mercancía vaya fluyendo de un punto a otro sin interrupciones y en los tiempos estimados.

Lamentablemente, en ocasiones se producen cortes por falta de existencias o incluso situaciones más graves de desabastecimiento.

Aunque siempre supone un problema, la trascendencia es mayor o menor en función del tipo de mercancía, el tiempo que dure la falta de existencias, el tamaño y alcance de la empresa, y otros factores.


Un ejemplo de stock out: la falta de microchips

Uno de los ejemplos recientes que pueden ilustrar la gravedad que puede llegar a tener de una rotura de stock es el caso de la crisis global de microchips.

Este stock out ha tenido causas diversas, pero la principal de ellas es la alta demanda del mercado asiático, líder en dispositivos digitales, que necesita cantidades ingentes de microchips para alimentar sus cadenas de producción.

El acopio por parte de este mercado ha provocado un desabastecimiento global de enormes proporciones y gravísimas consecuencias económicas.

Uno de los sectores más afectados ha sido el del automóvil, todavía no recuperado del descenso de ventas provocado por la pandemia.

Algunas marcas anunciaron la paralización temporal de sus líneas de producción y ajustes de plantilla provocados por el desabastecimiento global de microchips necesarios para el montaje.

Este sector, tradicionalmente, opera con un modelo de gestión conocido como Just in time, que se basa en la no acumulación de stocks, por lo es muy sensible a cualquier alteración que se produzca en el mercado, como ha sucedido en esta ocasión.

Esto ocurre cuando se interrumpe el abastecimiento de componentes (como ha sido este caso), químicos o medicamentos imposibles de sustituir.

Aunque las roturas de stock se consideran un problema importante, afortunadamente no todas tienen consecuencias globales de esta trascendencia.

En la mayoría de ocasiones la repercusión es a menor escala, lo que no quiere decir que no suponga un problema grave para la empresa donde ha sucedido.


¿Cuáles son las consecuencias de una rotura de stock para las empresas?

Cuando una empresa no puede atender un pedido en las cantidades que se le demandan, la confianza en su efectividad puede verse seriamente comprometida. Si no lo resuelve en un plazo breve, puede:

  • Perder la venta, porque su cliente decide que no va a esperar y busca otro proveedor que le suministre la mercancía que necesita.
  • Perder el cliente, que se siente defraudado y mal atendido, ya que él mismo se puede estar en una posición comprometida con respecto a sus propios clientes. Recordemos que estamos hablando de una cadena.
  • Generar desconfianza y perder la imagen de empresa competente y resolutiva. Una rotura de stock es un golpe para la credibilidad de una empresa.
  • Incurrir en gastos extra, si tiene que pagar un transporte exprés de mercancías para que lleguen a tiempo, o tratar de conseguir proveedores nuevos en tiempo récord

Por eso es tan importante tratar de no llegar al punto de una rotura de stock y tomar antes todas las precauciones posibles para evitarlo.

Vamos a ver cuáles. 


Cómo evitar que se produzca un stock out: 5 consejos básicos

Para cualquier empresa, calcular el stock es uno de los desafíos más importantes.

Por un lado, no hay que acumular demasiado para no aumentar innecesariamente los gastos de almacén.

A ninguna empresa le interesa tener una gran cantidad de mercancía parada, con los riesgos que ello conlleva: que se deteriore, que caduque, que pueda sufrir robos o accidentes, etc.

Pero por otra parte, es necesario tener existencias suficientes que permitan afrontar picos de demanda inesperados.

Entonces ¿Cómo evitar la rotura de stock?

Tomando algunas precauciones que reduzcan mucho el riesgo de stock out. Como por ejemplo:


1. Automatizar procesos

Hoy por hoy es indispensable disponer de sistemas automatizados de gestión de almacén.

Estos sistemas, basados en la implementación de un software que centraliza todas las actividades y ofrece información en tiempo real de todo lo relacionado con las tareas de almacén: stocks, entradas y salidas, ubicaciones, etiquetas, códigos SKU, etc. 

2. Inventario permanente

Hay distintos tipos de inventario según la periodicidad con la que se realicen. Muchas empresas hacen su inventario a final de año, coincidiendo con el final del ejercicio, pero otras prefieren el inventario permanente.

Consiste en tener un control diario de las entradas y salidas de mercancías para poder disponer de datos muy precisos sobre el número de existencias en todo momento.

3. Conocer muy bien el propio mercado

De esa manera es posible detectar cuándo se producen fluctuaciones y prepararse en consecuencia. En algunos casos son previsibles, especialmente en sectores muy estacionales, y ya se cuenta con ese aumento de pedidos en el calendario anual: por ejemplo, picos de demanda por Navidad.

4. Tener más de un proveedor

Diversificar proveedores puede ser una manera de evitar una rotura de stock. Si uno se retrasa en las entregas siempre se puede acudir a otro y salvar la situación.

5. Tener un stock de seguridad

Para cubrir aquello que no es previsible, una opción es disponer de un stock de seguridad para poder afrontar pedidos con los que no se contaba.

Calcular ese stock de seguridad puede resultar algo más complicado en el caso de empresas que manejan muchas referencias.



Tu mercancía, siempre a tiempo

Tenemos soluciones logísticas para todos los sectores, innovadoras y flexibles, para garantizar que la cadena de suministro nunca se interrumpa y que las mercancías lleguen en tiempo y forma a cualquier lugar, sea por mar, aire, carretera o ferrocarril.

¿Necesitas consultarnos algo? Ponte en contacto con nosotros y te ofrecemos soluciones personalizadas para tus necesidades de transporte de mercancías.


Volver Arriba